lunes, 20 de julio de 2015

Reseña de ''Thief- Tarryn Fisher'' (Libro #3 Trilogia Love Me With Lies).


El amor es paciente, el amor es bueno. 
El amor no es jactancioso o presumido. 
No hay arrogancia en el amor; 
Nunca es grosero, rudo o indecente, no es egoista. 
El amor no es fácilmente alterado. 
El amor no cuenta los errores. 
El amor confía, espera y perdura sin importar qué. 
El amor nunca será obsoleto. 
Voy a luchar por ella. 
Caleb Drake nunca se recuperó de su primer amor. No cuando se casó. No cuando ella se casó. Cuando la vida de repente da un giro, Caleb debe decidir hasta dónde está dispuesto a llegar para tener de vuelta a la distante y seductora Olivia Kaspen. Pero por cada acción en la vida hay una consecuencia, y pronto Caleb descubrirá que a veces el amor llega a tener un precio insoportablemente alto.

Nada se compara al punto de vista del chico, NADA. El último libro de la Trilogía es contado por Caleb Drake, nuestro protagonista, y tantas cosas tienen sentido con este libro. Todo se aclara y por fin llegamos a una conclusión para la historia:

La vida es una perra.

Cuando empecé Thief, estaba preparada para que algo horrible pasara. Leí unas cuantas reseñas por ahí, y todas eran ''voy a llorar sangre, me muero, que dolor, que tristeza...'' y otras eran... ''Ese final está mal, ¿por qué?, ¿¿POR QUÉ?!?!'' y habían unas que... ''Oh Dios, amé el final aunque muchos lo odiaron *se va a llorar*''.

Pues si, eso me hizo no querer leer el libro porque soy una cobarde y no me gusta lo trágico, ni llorar de tristeza.

Así que estaba preparada para que Caleb u Olivia murieran, que un apocalipsis destruyera todo... o que Olivia perdiera la memoria y todo se jodiera oficialmente.

Pero de hecho el libro termina bien. Ningún extraterrestre satánico invade la tierra, gracias a Dios.

Caleb ha tomado unas cuantas decisiones estúpidas en su vida, como dejar ir a Olivia tres veces. Un matrimonio fallido acabado en divorcio, una hija que no es suya y diez años después, Caleb se da cuenta de lo ilógico que es el amor. Que los recuerdos son fantasmas, y lo perseguirán por siempre. Que intentar olvidar a través de otras mujeres no resuelve nada. Que cuando encuentras realmente a la persona correcta... jamás vuelves a ver el mundo igual, y que intentar alejarse de ese amor sólo te va a volver una mierda. Un zombie autocompasivo incapaz de hacer más que desear lo que no se puede.

-El amor es ilógico. Caes en el como en una alcantarilla. Luego sólo te quedas atrapado. Te mueres de amor más de lo que vives enamorado.

Recordando el pasado y viviendo el presente, es increíble como la vida se proponía acercarlos cada cierto tiempo, sólo para volver a separarlos con crueldad.

Yo sólo me pregunto, ¿Existe un amor así? Que a pesar de años sin vivirlo, siga siendo tan condenadamente fuerte que asusta.

En Thief las cosas siguen más o menos igual: Mal. Caleb y Olivia se pertenecen, porque ellos se conocen mejor que nadie. Ellos tienen una historia demasiado fuerte... demasiado larga, y pueden fingir todo lo que quieran, pero se pertenecen.
Y esto es lo que Caleb por fin comprende, que no van a ser felices a menos que estén juntos. Que nada va a tener sentido a menos que por fin permitan amarse libremente, a menos que dejen ya los juegos estúpidos y sigan su historia de una vez por todas.

Caleb va a luchar por Olivia, por encima del mundo, del dolor, del pasado, de las mentiras y de Noah. 

Maldita sea Noah. El tipo podía ser el sexy Ghandi, pero Jesús. ¡DÉJALOS SER FELICES TARRYN! ¡MANDA A NOAH A VOLAR!

Pero no. Tarryn tenía que hacer que Olivia se casara con el tipo. Y Olivia, por mucho que quisiera engañarse, nunca querría a Noah como ama a Caleb.

El desenlace de esta historia fue perfecto. Por muy estúpidos que fueron los protagonistas, eligiendo mayormente mal, haciendo la elección más idiota, al final todo cae donde debía caer. Que el final fue algo nostálgico, si que lo fue. Esta historia fue dramática, lastimando mucho mi pobre corazón con cada página, pero fue hermosa también.

Hubieron consecuencias y hechos inesperados que produjeron el típico ''OHMIDIOS'' en mi. Tarryn es bastante cruel, ahora me doy cuenta. Este libro es dolor, es amor y es belleza.

Lo amé. Amé la trilogía y ahora no quiero leer nada más. Amé a Caleb y sus pensamientos, y su dolor y su todo.

Me marcó. Esta historia me marcó. Es algo realista incluso. Si dejas ir algo que vale la pena, te puede perseguir por mucho tiempo. Puede traumarte la vida y sumirte en la infelicidad, y cuando te des cuenta de lo imposible que te es vivir sin ello, puede ser muy tarde para enmendarlo. La muy perra de la vida puede hacerte luchar azarosamente para que lo consigas de vuelta, con el dolor como uno de los muchos efectos secundarios.

Pero bueno, al final vale la pena, y es lo suficientemente fuerte como para repararte después de haber sufrido tanto.

-Estamos borrachos -me informa-, y la gente borracha tiene locos pensamientos esporádicos.
-Muy cierto -acepto-. Algunas veces cuando estoy borracho, pienso que amarte es sensato.

No sé que hacer con mi vida.

LEER

2 comentarios:

  1. Jajaja!
    Si Caleb ohhhhhhhhhhh
    BB CALEB
    Soy una Olivia Kaspen =)
    Es genial,hice leer a todas mis amigas el libro y casi me he leido todos los libros de Tarryn!
    Es una hhbhbechbjdjlkjskj GENIO
    LA AMO
    Deberías leer Narrow, en serio es demasiado HERMOSO!
    AMO LA OPORTUNISTA Y THIEF Y nada no odio a la sucia pelirroja pero no soy su fan :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá pudiera hacer a todas mis amigas leerlos también. Dame tu truco, mujer.
      Pues, que te digo, empecé Marrow y luego el estudio y el trabajo me hicieron dejarlo. Creo que lo empezaré de nuevo, ¿Me marcará? Necesito algo que me marque, estoy harta de los clichés, es lo único que encuentras ahora por el internet.

      Eliminar