viernes, 28 de agosto de 2015

Reseña de ''No Te lo Vas a Creer- Sophie Kinsella''

Has tomado una copa de más y hablas por los codos, sin parar, y cuando por fin levantas la vista, unos ojos oscuros y penetrantes te observan atónitos, fascinados y… ¡muy interesados! Después de asistir en Glasgow a una desastrosa reunión de trabajo y de tomarse un par de vodkas, ¿o fueron tres?, para levantar el ánimo e infundirse valor, Emma Corrigan se sube por fin al temible artefacto volador para regresar a Londres. El vuelo resulta especialmente movido, presa del pánico, de su boca empiezan a brotar todos sus secretos, sus sueños más ocultos y sus deseos más inconfesables, que van a parar a oídos del silencioso pasajero que, inmutable, la escucha sentado a su lado. Emma no se deja nada: desde el día en que perdió la virginidad hasta la nota de matemáticas que falsificó en el currículum, pasando por lo incómodo que le parece el tanga. Pero este mal trago no será nada comparado con lo que le espera…

Así que... me topé con este libro gracias a mi mamá, que igual que yo desarrollo un Crush por Sophie Kinsella luego de leer ''Tengo tu Número''. Leí la sinopsis y mis expectativas inmediatamente empezaron a volar y a gritarme ¿Por qué no?

Y así empecé a leer la historia. Este libro, como todos los libros de Sophie (según tengo entendido), tiene como género ''Chick Lit''. Es una novela bastante corta (147 páginas) y su escritura es sencilla. Yo digo que el libro está bien, y si quieren pasar... que sé yo... una tarde tranquila, con una taza de café y una caja de donas, este libro sería una buena compañía.

En No te lo Vas a Creer, Sophie nos trae de nuevo a una protagonista única, cuyo don es verse atrapada en situaciones incomodas, y que sabe encontrar una manera especialmente creativa para salir de ellas.

Emma Corrigan está decidida a no arruinar las cosas con su vida. A los 25 años por fin tiene un novio perfecto, una vida decente y un trabajo estable. No es tan inútil como a veces la hace sentir su familia, o más específicamente, su perfecta prima Kerry que es dueña de su propia compañía y que, desde que llegó a la vida de Emma cuando era una niña, ha tenido como propósito eclipsarla, hacerla sentir como un cero a la izquierda, y restregarle todos sus logros en la cara.

La muy perra.

Pero Emma lo está haciendo lo mejor que puede. Después de unos cuantos trabajos por ahí, está a punto de recibir un ascenso a Ejecutiva de Marketing después de un año siendo Auxiliar de Marketing. Lo está haciendo bien. Aunque no sepa que diablos significa la palabra ''logística'', haya mentido un poco en su Currículum, no sea la persona más brillante del mundo y le haya volcado una Soda en el traje a un ejecutivo con el que su compañía iba a hacer acuerdos.

Pero esos son detalles insignificantes.

Emma me cayó bien. Es difícil que no lo haga cuando sus pensamientos resultaban a veces tan ridículos que no me quedaba más remedio que reír. Ella es una parodia. Es una mujer inteligente (algunas veces más que otras), simpática, decidida y llena de secretos. Yo diría que es algo mentirosa, aunque la mayoría de sus mentiras sean piadosas y tontas.

Todo el mundo tiene secretos. Aunque sean los secretos más estúpidos, como que a los 9 años usaste un tampón como micrófono mientras veías la Rosa de Guadalupe, o que cuando la profesora no te escuchaba, le decías ''estúpida zorra'' y otros insultos coloridos. Incluso fingir que el suéter que te obsequio tu amiga se perdió, cuando en realidad lo escondiste/quemaste por ser la cosa más horrible del mundo.

Bueno, pues de esos secretos Emma tiene un montón. Y decírselos a un desconocido mientras creía que iba a morir en un avión es justamente lo que ella hace. Sin omitir nada, ni siquiera el hecho de que odia usar tangas porque son incómodas.

¿Qué iba a saber ella que el hombre a quien le habló hasta de su Punto G, era un Jesús para su compañía? o como deducimos en la sinopsis, el Jefaso.

Resulta que ahora el haber mentido en su currículum no parecía sólo un detalle. O no saber el significado de ''Logística''.

Es ahí cuando comienza el caos en la compañía y en la vida de Emma.

Un caos realmente cómico.

En cualquier caso, este libro es una buena lectura para pasar el rato. Sophie sabe hacerte reír como idiota varias veces y aunque la trama sea algo predecible, sencilla y poco profunda... me ha gustado.

El protagonista, debo decir, no ha sacado el lado Fangirlind de mi, ni me ha enamorado locamente.

De hecho me hizo dudar en algunas ocasiones sobre su sinceridad. Es decir, ¡prácticamente no sabemos nada del tipo hasta el final del libro!. Y al final es algo decepcionante, yo ya estaba esperando algo emocionante pero... It's Okay.

LEER

No hay comentarios.:

Publicar un comentario