domingo, 17 de mayo de 2015

Reseña de ''Confess- Colleen Hoover''.

Auburn Reed tiene toda su vida planeada. Sus metas están fijas y no hay espacio para errores. Pero cuando entra a un estudio de arte en Dallas en busca de un empleo, no espera encontrar una profunda atracción hacia el enigmático artista que trabaja allí, Owen Gentry. 
Por primera vez, Auburn toma un riesgo y le da el control a su corazón, sólo para descubrir que Owen tiene enormes secretos por revelar. 
La magnitud de su pasado amenaza con destruir todo lo que es importante para Auburn, y la única manera de volver a poner su vida en orden es apartando a Owen de ella. Lo último que quiere Owen es perder a Auburn, pero no parece poder convencerla de que, a veces, las verdades son tan subjetivas como el arte. Todo lo que tendría que hacer para salvar su relación es confesar. 
Pero este caso, la confesión podría ser mucho más destructiva que el pecado como tal…

Terminé este libro hace unos días, pero no es hasta ahora que me llega la inspiración para hacer la reseña. Culpo a los exámenes.

El caso es, Readers, que con este libro estoy al fin convencida: A Colleen Hoover le gusta despertar en sus lectores emociones fuertes mediante sus libros. ¿Un sencillo libro sobre el amor cliché y estúpido de jóvenes? ¿Sobre la escuela y los chicos guapos? No. Sin una historia profunda detrás de las palabras, no es un libro de Colleen.

Y este libro es un lío. Y es hermoso.

Me gustó mucho, Colleen no me decepcionó pues Confess ha sido entretenido, profundo, polémico, bonito y original.

La cabeza de los protagonistas es una telaraña. Secretos, problemas, preguntas... soluciones es lo único que parecen no tener.

Auburn regresa a Dallas después de vivir gran parte de su vida en Portland. Ella tiene sus razones para volver a un lugar donde hace calor todo el día y frío durante la noche, y en el cual no conoce a casi nadie... pero lo más importante para ella es estar allá. Lo único que importa y necesita. Pero si les digo.... sip, sería Spoiler.

Aunque no dejaría nunca Dallas, Auburn no está feliz de estar ahí. Si prestan atención al libro se darán cuenta de que esta chica es fuerte, porque no se cae en ningún momento al suelo, a pesar de que estaba jodidamente cerca de tocar fondo.

Su vida es un desastre. Uno que quiere arreglar desesperadamente... pero no es tan fácil. Luchar por lo que más le importa en la vida a través de obstáculos y obstáculos que se lo impiden es ciertamente un problema que la envuelve un poco más en el terror y el dolor cada día.

Me gustó mucho Auburn, a parte de que es una chica bastante fuerte (no digo yo, con todo lo que ha pasado), admiré como no dejaba que sus problemas afectaran a los demás. Es decir, ella podría sentirse mal, pero no andaba llorando delante de todo el mundo. Y ella sabía como sonreír, ¡incluso se reía!, y es que la vida puede ser mierda a veces, pero estar todo el tiempo modo Zombie no va a solucionar nada. Ella no se quedaba en una esquina viendo como la destruían poco a poco, ella, con su poco sueldo y su determinación, intentaba hacer algo. 
Auburn es inteligente (Así es, tiene cerebro), simpática, cariñosa, fuerte, decidida... está dispuesta a hacer lo que sea por su familia, incluso sacrificar su propia alegría, y a veces llega a ser tan linda y divertida como una niña pequeña. Esa parte infantil de Auburn es una de las que más me gustan, y es bonito verla, considerando que su infancia terminó demasiado pronto.

Entonces algo, el destino o un letrero bastante interesante, llama la atención de Auburn hacia un estudio de arte.

Es aquí cuando entendemos porque el libro se llama ''Confess'' (cosa bastante original del libro)... y también es cuando aparece Owen. Owen Mason Gentry. OMG.

Si, Owen me enamoró totalmente. El chico es un artista profesional, es bastante talentoso y el mismo parece una obra de arte. Es Hot. 
También está bastante lleno de problemas y las cosas que pasaron en su vida le dejaron un hoyo negro que sabe como consumirlo.... pero Owen esta tan lleno de vida. Me encantó su energía, su persistencia, su amor tan incondicional, lo mucho que haría por Auburn, la intensidad con que la piensa y actúa, lo sexy que es. Me encantó que sea un artista. Owen simplemente... me encantó.

No hay mucho que resumir de este libro, no sin dar un Spoiler porque absolutamente todo es importante. Ahora, ¿una cosa que amé? Las confesiones.

La forma en la que las confesiones eran pinturas... es bastante original. Muchas me impactaron, y cada una de ellas es real.

Eso es aún más impactante.

No sé, eso que hizo Colleen con las confesiones le dio un toque de perfección al libro.

Pasando páginas Owen y Auburn adquieren una relación bastante estrecha... llegando al punto de la atracción. Y si bien la química entre los personajes se dio algo... rápida, luego entendemos que, de hecho, estaba destinado a ser así.
Si fuera así de fácil...

Este libro es genial, Readers. Así que... si, sufran un poco con el, vale la pena.

DESCARGAR