miércoles, 2 de marzo de 2016

Reseña de: ''When- Victoria Laurie''


Maddie Fynn es un estudiante de preparatoria tímida, maldecida con una capacidad intuitiva extraña: ella ve una serie de dígitos únicos que asoman por encima de la frente de cada persona que encuentra. Sus primeros recuerdos están marcados por estos números, pero se necesita la muerte prematura de su padre para Maddie y su familia se den cuenta de que estas misteriosas cifras son en realidad las fechas de muerte y al igual que los cumpleaños, todo el mundo tiene uno. Obligada por su madre alcohólica a utilizar su habilidad para ganar dinero extra, Maddie identifica la fecha de la muerte acercandose acerca rápidamente al joven hijo de un cliente, pero debido a su capacidad única le permite ver el cuándo y no el cómo, ella es incapaz de ofrecer ninguna visión más clara. Cuando el niño se pierde en esa fecha exacta, la policía recurre a Maddie. Pronto, Maddie está enredada en una investigación de homicidio, y más personas jóvenes desaparecen y son posteriormente encontrados asesinados. Un sospechoso de la investigación, un objetivo para el asesino y atraer la atención de un joven admirador misterioso que puede ser conectado a todo, toda la existencia de Maddie está a punto de ser puesta al revés. ¿Puede ella corregir las cosas antes de que sea demasiado tarde? 

A veces las palabras no son suficientes. 

En este momento, puedo tratar de explicarles lo increíble que es este libro, lo perfecto que fue para mí, pero no podré, porque no encuentro las palabras correctas.

Cuando empecé When, estaba cansada. Harta de leer y encontrar lo mismo: sexo, protagonistas poco definidos, trama predecible... Por esa razón cuando leí las primeras 30, 40 páginas no esperaba mucho del libro. 

¡Pero HOMBRE! Esta historia no deja espacios en blanco. Nunca vi venir al asesino, el cambio que daría la trama; y el final fue simplemente demasiado HERMOSO.

Fue perfecto. De principio a fin, este libro fue perfecto.

Maddie Fynn tiene una extraña habilidad: puede ver la fecha en la que morirás plasmada en tu frente. Desde que ha tenido memoria, Maddie ha visto estos números en los rostros de conocidos y desconocidos; pero no siempre supo que significaban. No es hasta que su padre muere, en la fecha exacta que Maddie veía en su cara, que todos se dan cuenta de que significan los dígitos.

Fechas de muerte. 

Con la muerte de su esposo, la madre de Maddie se vuelve alcohólica. El hecho de no haber descubierto antes el significado de los números que veía Maddie hacen que esta familia se llene de arrepentimiento, culpa y soledad. Por lo que poco a poco se van destruyendo, ya sea con el alcohol, la falta de amor o las malas decisiones.

Debido a la gran cantidad de alcohol que Cheryl, la madre de Maddie, consume, ella nunca está lo suficientemente sobria como para conseguir un trabajo, y ya que gasta gran parte del dinero que posee en alcohol, la única fuente que puede proporcionar dinero suficiente para que la familia viva bien es Maddie.

Es así como a Cheryl se le ocurre la gran idea de hacer que su hija cobre por decirle a las personas la fecha en la que morirán ellos, o algún familiar. Ya sea en fotos (puede verlas en fotos, si no están muy lejos de la cámara) o en persona.

Y esto... esto las lastima un montón.

Creo que esa es la verdadera razón de que ella quiera que lea para los clientes. Es mi penitencia. Así que nunca digo que no a leer. Miro a esos extraños a los ojos -porque no tengo más opción que mirarlos a los ojos- y les entrego su mortalidad. Y después de cada lectura, mamá vuelve a la botella con fuerza, porque sé que entiende cuán difícil es para mí. Y aún así nunca me dijo que podía detenerme. Simplemente continúa pretendiendo que hago algo bueno, y sigo pretendiendo que no me importa. La verdad es que nos está matando a ambas.

Confieso que cuando empecé el libro, la primera impresión que tuve de Maddie fue ''débil''. Una chica llena de culpa y autocompasión que llora a cada momento, y demasiado buena y tierna, a pesar de vivir rodeada de muerte. Pensaba, estúpidamente, que ella debería ser mas fría, reservada y hasta algo mala. 

Pero eso sería tan falso. Si, me encantan las protagonistas duras y sarcásticas, pero seamos honestos, esta chica no puede dar un paso sin ver cuando alguien va a morir, debe estar llena de mierda, esa culpa y dolor que la hacen sufrir están muy justificadas. Y de hecho, es admirable y hermoso que Maddie, a pesar de estar rodeada de oscuridad, esté tan llena de luz. Ella sufre por una muerte, cuando prácticamente las ha visto todas. 

Y eso, readers, es una forma de ser ''dura''. No sólo existe el sarcasmo. La sed de justicia y el amor son armas increíblemente fuertes en la personalidad de cualquier persona. Así que si, me gustó mucho esta protagonista, porque la trama podrá ser ficción, pero ella es MUY REAL. 

Yo era como un torbellino de tragedia, y cualquiera que se atreviera a acercar demasiado a mi podría conseguir ser aspirado y ahogado. 

Aunque Maddie puede ver los números de muerte, no puede saber como alguien morirá, o por qué, o si puede evitarse. Nunca ha salvado a nadie con su capacidad de ver las fechas, lo cual sólo la deprime mas. Esta destinada, maldecida, a ver que día, de que mes, de que año una persona va a dejar de respirar, y no puede hacer nada para evitarlo. Ni siquiera puede saber como salvar a una persona, si su muerte es prematura. ¿Qué clase de crueldad es esa?

Es como presenciar un accidente. Tienes tiempo para salvar a la víctima, pero simplemente no puedes. No sabes como. Eso tiene que dañar algo en ti. 

Entonces, un día, Maddie le advierte a una señora que su hijo, de tan sólo trece o catorce años de edad, va a morir en la semana próxima. Cuando este chico desaparece y es encontrado muerto en la fecha exacta que predijo Maddie, ella se convierte en la principal sospechosa del asesinato. 

La vida de Maddie, que ya estaba bastante jodida, empieza a empeorar. Los problemas de su madre son cada vez mas graves, su mejor amigo es encontrado sospechoso, mas niños desaparecen para después aparecer muertos y alguien está observando a Maddie muy de cerca (a parte de la policía). 

Es increíble lo delgada que puede ser la línea entre la vida y la muerte. 

Estoy tan feliz de haber encontrado este libro. Es música, chocolate y una cama para dormir. Es grandioso, y me encantó. Me enamoré de los personajes: Maddie, Donny, Faraday (me encanta este agente del FBI), Stubby (el súper genial mejor amigo de Maddie, me recuerda al azúcar) y Aiden (aunque no tiene tantas apariciones en la historia, es el personaje perfecto para hacer de chico lindo y amable). 

La historia no pudo ser más perfecta. Y no lo digo solo porque soy obsesiva con historias criminales, no. Este libro fue, es, la mejor lectura que he tenido desde hace mucho tiempo.

LEER LIBRO