martes, 2 de junio de 2015

Reseña de ''Cinder & Ella- Kelly Oram''

Ha pasado casi un año desde que Ella Rodríguez de dieciocho años tuvo un accidente automovilístico que la dejó lisiada, con cicatrices y sin una madre. Después de una recuperación difícil, ha sido desarraigada en todo el país y obligada a la custodia de un padre que la abandonó cuando era una niña pequeña. Si Ella quiere escapar de la casa de su padre y su nueva y horrible familia, debe de convencer a sus médicos de que ella es capaz, tanto físicamente como emocionalmente, de vivir por su cuenta. 
El problema es que aún no está lista. La única manera que se le ocurre para comenzar a sanar es re-conectarse con la única persona que le queda en el mundo que alguna vez significó algo para ella—su mejor amigo anónimo de Internet, Cinder.
 La sensación de Hollywood, Brian Oliver, tiene una reputación de dar problemas. Hay gran expectación en torno a su desempeño en su próxima película The Druid Prince, pero su equipo de administración dicen que no va hacer la transición de ídolo adolescente a un actor serio de la lista A a menos que pueda demostrar que ha dejado sus días de fiesta atrás y convertirse en un adulto maduro. Con el fin de sofocar las llamas de su reputación de chico malo, su equipo administrativo crean un compromiso falso para él con su co-estrella Kaylee. Brian no está encantado con el acuerdo—o su falsa prometida—pero decide aceptar si eso significa que obtendrá una nominación al Oscar. 
Luego un correo electrónico sorpresa de una vieja amiga de Internet cambia todo.


Amo locamente los libros de Kelly Oram por dos razones: Son lo que me gusta llamar como ''un soplo de aire fresco'', porque sus libros son sencillos, rápidos de leer y muy, muy bonitos. Y segundo, porque aún no he leído un libro de ella que me haya decepcionado. Si, bueno, no los he leído todos y tal vez haya uno mejor que otro... pero por ahora, sus obras son de mis libros contemporáneos favoritos. Me hacen sonreír demasiado y me gustan un montón, y este... bueno, este se ha llevado el premio.

En serio, creo que este es el mejor libro que he leído de ella, o uno de los mejores. Y esto se debe a que me impresionó demasiado el poder que tuvo Kelly de hacerme sentir tan enormemente esta historia.

Puedo decir que entendí a la protagonista, a pesar de que no me ha pasado nada tan trágico como a ella. Y es que Kelly describió perfectamente las emociones de Ellamara, a tal punto de que me hacía sufrir, llorar, sonreír y ver la vida de tantas maneras; blanco, negro y gris.

Esos libros, los que te hacen vivir las letras que tienen escritas, son los que valen la pena.

Ellamara no se puede quejar de su vida. O sea, no. No tuvo la infancia más feliz del mundo, ya que su querido padre las abandono a su madre y a ella cuando aún era una niña.

Si, eso no es algo muy bonito. 


Pero a parte de eso, la vida de Ella es bastante buena, feliz... normal. Su madre es la mujer más increíble del mundo, ella tiene una vida lo suficientemente buena para una adolescente, es físicamente aceptable (de hecho, es muy bonita) y tiene un mejor amigo que no ha visto nunca, pero que quiere enormemente como si lo hubiera conocido de toda su vida. Si, se podría decir que su vida es genial, a excepción de un que otro detalle.

Bueno, hasta que sufre un accidente automovilístico que lo cambia malditamente todo.

Kelly es cruel, yo estaba disfrutando muy normal del primer capítulo hasta llegar a esta parte. Les juro que el final del primer capítulo rompió mi corazón. Yo era como OH.MI.DIOSSANTODELCIELO. Y es que si, yo sabía lo del accidente por la sinopsis pero...

...Kelly puede ser cruel cuando se lo propone.

La vida de Ella da un giro de 180 grados. Sus libros, su hogar, su mente, su cuerpo, sus risas... todo cambia. 
Kelly nos introduce no sólo en una romántica y sencilla novela, sino que nos sumerge en el dolor y los sentimientos intensos de algo más. De un libro lleno de poder. Una obra que en un momento puede hacerte sonreír como una estúpida y al otro te hace sufrir como si fueras tu la que estuviera pasando por la piel de Ellamara.

Porque eso es justamente lo que me pasó con este libro. Está escrito para pasar como un huracán por tu corazón, de modo que sientas intensamente cada letra, así como un puñal.

Aunque no se confundan. Este libro no es llanto, llanto, dolor y lágrimas. Neh, el libro es una cosita dulce demasiado linda.

Enserio, incluso es alguito Cliché. *Ejem.. Cinder... Ella... Cinderella...*

El accidente de Ella significó un cambio demasiado drástico en su vida. Adaptarse a su nueva realidad le trajo mucho dolor, inseguridad, baja autoestima y depresión.

Y no puedes evitar amarla, por todo su dolor. Es como cuando estás cerca de alguien que está sufriendo y ese dolor se te contagia y en lo único que piensas es en que hacer para solucionarlo un poco... en este caso es mil veces peor, porque conoces su historia.

Pero no es sólo eso. Ella es muy madura, no digo que la mujer no haya estado al borde. Es decir, ella ya estaba hundida, tocando fondo. Pero Ellamara... ella es bastante fuerte. Soportar la cruz que ella llevaba era todo menos fácil, y aún así, ella tenía la fuerza suficiente como para sonreír de vez en cuando. Aunque fuera fingiendo.

Eso, hasta que Cinder aparece otra vez en su vida. Cinder es su mejor amigo, el es eso que la hace sonreír aunque ya esté demasiado rota como para recordar como hacerlo, Cinder es una de las cosas más importantes en su vida, y en esos momentos, era lo único que la podía reparar.

Ella conoció a Cinder hace años, pero no lo ha visto jamás. A través del Blog de Ella (si, ella tiene un Blog bastante genial) conoció a este chico increíble que llegó a ser una parte fundamental en su vida. No sabía cual era su nombre real, no conocía como lucía, no sabía incluso si toda su vida ''súper millonario con Ferrari'' era cierta.

Y aún así, el lazo que formaron... da envidia. Fueron amigos íntimos por años, hasta que perdieron contacto por el accidente de Ella, y entonces ella lo vuelve a contactar.

Y todo, aunque parezca imposible, mejora un poquito. Cinder & Ella son dos mitades opuestas, que están tan increíblemente unidas que no puedes evitar amarlos.

Definitivamente, amé sus conversaciones.

Cinder es mi nuevo novio literario, Readers. El chico es súper dulce, increíble persona y su personalidad es simplemente una parodia. Divertido, algo arrogante (no del modo petulante), intenso, muy sexy... y es un actor famoso.

Brian Oliver-Cinder, no tiene la vida más sencilla del mundo. Está obligado a fingir un compromiso con una zorra, su padre parece querer controlar su vida, al igual que todos y la única cosa que lo hacía sonreír como un total idiota parece estar... muerta.

Y entonces Ella le manda un mensaje. Y luces parpadean detrás de sus ojos, la muralla de china se cae y todo se va a la mierda.

Porque Ella esta viva, o algo parecido, y esta vez no va a dejar que se vaya.

Readers, Brian Oliver/Cinder es mi Crush. Otra vez, he sido hipnotizada por un personaje ficticio. Cinder es indescriptible, puede actuar como un adolescente despreocupado la mayor parte del tiempo, pero es muy intenso. Kelly hace a unos protagonistas masculinos...

Por culpa de los exámenes no pude dar mi alma en esta reseña, ya que hace unos días que leí el libro. Así que les aseguro: Esta reseña no le hace justicia al libro. Léanlo, léanlo y por favor, léanlo. Una mañana, una tarde y una noche acompañados de este libro es simplemente algo hermoso. Van a amarlo.

Y esta historia, algo demasiado triste, algo demasiado bonita... es perfecta.

Me encantó el libro. Lo que narra, los diálogos, la intensidad.

No sé, creo que ahora amo incluso más a Kelly.

LEER

1 comentario: